Consejos para cuidar de tu perro en verano

Consejos para cuidar de tu perro en verano

Abres la nevera y, sin darte cuenta, la jarra de gazpacho ha sustituido la olla de sopa. De repente, cuando sales a pasear, el agua de la fuente está fresquita, no fría. ¿Ves el termómetro de la farmacia de enfrente? Marca unos cuantos grados más que la última vez que lo viste. Tu perro también lo nota, así que no está de más seguir unos cuantos consejos para cuidar de tu perro en verano y hacerle estos meses más llevaderos.

Una botella de agua siempre encima

Si sales de casa, que sea con agua. Las altas temperaturas, un sol poco misericordioso y el esfuerzo físico forman un cocktail para tu perro, que puede sufrir un golpe de calor. Intenta llevar siempre una botella de agua para que pueda beber con frecuencia y aprovecha para darle un chapuzón más a menudo.

Busca zonas a la sombra, paséalo por césped y déjalo escarbar para que se refresque

Procura que no camine sobre el asfalto, ya que en verano estará más caliente que en otras épocas del año. Es mejor pasear a tu perro por la acera o por césped. Además, busca zonas a la sombra para que pueda descansar un rato y escarbar, ya que no solo lo hace para buscar algo, también lo hace para refrescarse. Al volver de pasear, revísalo a conciencia para asegurarte de que no tiene ninguna espiga que le pueda hacer daño.

Si viaja contigo ponle el aire acondicionado, nunca lo dejes encerrado dentro del coche

Si vas en coche con él, no lo dejes dentro bajo ningún concepto cuando salgas, aunque sea un momento y con la ventanilla bajada. Llévatelo contigo, pues en verano el coche se calienta con facilidad y tu perro puede deshidratarse. Además, no te olvides de darle agua cada vez que pares e intenta encender el aire acondicionado para que el viaje no se le haga muy incómodo.

Cómprale un collar repelente y paséalo justo antes del anochecer

Asegúrate de que está al día con sus vacunas y controla los parásitos. Una buena idea preventiva es comprar un collar repelente. Por otro lado, hay que tener cuidado con el mosquito flebotomo, que transmite la leishmaniosis, ya que es común en esta época del año. Si sales a pasear con tu perro, intenta que sea antes de que anochezca, ya que es cuando aparecen estos mosquitos.

Lleva contigo una bolsa con productos básicos

Si te llevas a tu perro de vacaciones, date un paseo con él nada más llegar a tu destino y deja que reconozca y marque la zona para que luego pueda orientarse. Por otro lado, es buena idea preparar una pequeña bolsa de viaje con unos cuantos productos básicos de desinfección, un par de juguetes para mantenerlo entretenido, agua fresca y algunas golosinas para el camino.

Y tú, ¿tienes algún otro truco o consejo para que tu perro pase un fantástico verano?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *