Masajes para perros. ¡Descubre sus beneficios!

Masajes para perros. ¡Descubre sus beneficios!

¿A quién no le gusta que le den un masaje? Nadie puede resistirse a algo que da tanto placer a la vez que es bueno para la salud. Los masajes bajan la presión sanguínea y reducen el estrés tanto para quien los da como para quien los recibe. ¿Los has probado con tu perro? ¡A él también le encantan! A continuación te explicamos los principales masajes para perros que existen. ¡No te los pierdas!

Masaje diario (10 minutos)

Los masajes para perros no son complicados, diez minutos al día son suficientes para darle a tu perro un masaje de mantenimiento. Con la palma de la mano toca todas las partes de tu perro. Puedes empezar por la cabeza realizando movimientos circulares, continuar por la espalda, barriga y terminar por las patitas. Este tipo de masaje es sencillo y posiblemente se parece a los movimientos que realizas cuando lo acaricias. Es recomendable concentrarte en lo que estás haciendo y prestar atención a cada movimiento para sentir la piel, la musculatura y los huesos de tu perro.

Masaje para calmar sus nervios

En algunos momentos seguro que no sabes porque pero notas a tu perro estresado. Cuando esto le pase, es aconsejable que le hagas un masaje relajante. Empieza por la cabeza o el cuello con la palma de la mano abierta, y ves acariciándole todo el cuerpo hasta la cola. La idea es relajar cabeza, cuello y espalda con un solo movimiento y repetirlo lentamente hasta que veas que está más tranquilito. Para terminar el masaje, debes colocar una mano a la base de su cabeza y la otra en su barriga, estas dos zonas controlan los estímulos de descanso y relajación.

Masaje para activarle

Si haces ejercicio o practicas un deporte, es probable que te hayan dicho muchas veces que el calentamiento de tu cuerpo es vital en cualquier rutina de ejercicios. Perros activos que compiten, corren, caminan con sus dueños, o simplemente juegan duro, también merecen un buen calentamiento para prevenir lesiones. Si sabes que vais a hacer deporte te recomendamos que le hagas un pequeño calentamiento muscular. Comienza con dos o tres minutos de caricias en todo el cuerpo. Frotando vigorosamente los músculos grandes (cuello, hombros, glúteos y muslos) con el talón de tu mano. La técnica es muy similar a amasar la masa del pan. Seguidamente, envuelve tus dedos alrededor de cada pierna y aprieta suavemente. Para terminar el masaje haz algunas caricias de relajación distendidas por todo su cuerpo y ya podéis empezar a jugar.

Masajes para las contracturas

Recientes esfuerzos, el envejecimiento o la inactividad, pueden provocar dolor y rigidez en las articulaciones y músculos de tu perro. Para contrarrestarlo, empieza por acariciar la zona alrededor de la articulación que notas que le molesta y calentar así el tejido. A continuación, coloca tu mano sobre el área afectada y aplica compresiones suaves. Puedes utilizar tu respiración o contar lentamente para establecer un ritmo para presionar y soltar el músculo. Después de varias repeticiones acaricia la articulación que le duele con movimientos circulares suaves para relajar la zona. Este tipo de masaje puede aliviar el dolor en momentos concretos, pero es imprescindible consultar al veterinario si el dolor se alarga en el tiempo.

¿Cuando los masajes para perros no son recomendables?

Aunque los masajes sean muy buenos para tu perro, es recomendable evitarlos cuando tenga fiebre o una herida que no haya cicatrizado. También si vemos que le molestan -seguramente intentara morder,  llorará o ladrará-, reacciones que nos pueden indicar una posible dolencia que debes consultar con tu veterinario.

¿Has probado ya a darle un buen masaje a tu perro? ¡Cuéntanoslo!

Alimentación, antiparasitarios, accesorios y todo lo que necesites para tu perro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *