5 consejos imprescindibles si decides tener peces en casa

5 consejos imprescindibles si decides tener peces de mascota

¿Te enamoraste de Nemo y Dory? ¿Tu hijo es fan de Bob Esponja? ¿Te encanta el mar y quieres tener un cachito de él en tu casa? Si estas pensando en ampliar la familia con algunos peces, no te pierdas nuestros consejos:

El tamaño del acuario importa

El primer paso para poder tener peces en casa es comprar un acuario donde puedan vivir. Este puede ser de agua dulce, salada o marina, cada uno con unas necesidades específicas. El tamaño es importante, va a ser el hogar de tus peces y en él deben sentirse cómodos y tener espacio suficiente.  Para que puedas hacerte una idea, puedes utilizar la siguiente fórmula: por cada cm de pez de agua tropical deberás calcular 1 litro de agua, por cada cm de pez de agua fría 2 litros.

Una de las cosas más importantes es el tamaño de superficie de la pecera ya que en el agua hay poco oxígeno. Aunque tengamos un difusor que aporte oxígeno de forma artificial, la superficie resulta clave para la vida de tus peces.

El tratamiento inicial del espacio es de vital importancia

Una vez tengas el acuario es preciso hacer un buen tratamiento del espacio antes de instalar a los nuevos inquilinos. Estos son los 5 pasos que debes seguir:

  1. Limpiar muy bien el acuario, sin ningún producto tóxico que pueda dejar restos.
  2. Colocar el filtro.
  3. En el caso de que hayas optado por un acuario de agua caliente, colocar el termómetro.
  4. Poner la grava en el fondo del acuario.
  5. Llenarlo de agua: La primera vez, puedes poner agua del grifo puesto que en el primer llenado no vas a poner directamente los peces sino que la vas a tratar para que puedan vivir en ella. Para hacerlo, deberás comprar unas bacterias conocidas como bacterias nitrificantes, las cuales se encargan de eliminar las sustancias dañinas que contiene el agua. Estas bacterias van a necesitar 4 semanas para hacer su trabajo.

La luz es fundamental para la vida

Los peces necesitan luz para sobrevivir, aunque no necesariamente debe ser luz solar. Te recomendamos que compres una luz fluorescente que simula la natural ya que no es aconsejable que la luz del sol incida directamente sobre la pecera.

Los peces deben ser amigos

Aunque tu pecera sea muy grande, no todos los peces se llevan bien entre ellos. Muchas veces se muestran agresivos unos con otros, por este motivo te recomendamos preguntar antes al responsable de la tienda.

Adaptarse al cambio siempre tiene su tiempo

Pasadas las cuatro semanas en la que todos tus amigos te habrán preguntado porque tienes un acuario sin peces, llega el momento de ponerlos en la pecera. Pero atención, no puedes meter muchos peces a la vez sino que lo ideal es introducirlos por parejas. Una vez hayas elegido los peces que quieres tener, te los vas a llevar a casa en una bolsa de plástico que deberás introducir en el acuario quince minutos antes de abrirla y dejar que los animalitos naden libremente en su nuevo hogar. Si quieres ampliar la familia, deberás dejarles una semana de adaptación y de dos en dos ir sumando. Eso sí, vigila no tener un acuario superpoblado que hará que el agua se desequilibre y tus peces enfermen.

¿Te han gustado nuestros consejos? Comparte con nosotros todas tus dudas y te ayudaremos a resolverlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *